Twitter de Migrantólogos

VISUALIZACIÓN DE FLUJOS DE MIGRACIÓN

alt
Especial sobre la Crisis Humanitaria
Declaración
Esta declaración constituye un llamado ante la situación de emergencia humanitaria que viven miles de niños, niñas y adolescentes del triángulo norte centroamericano que migran hacía países de América del Norte.

Como Relatora Especial de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos de los Migrantes (1999-2006), visité diferentes fronteras internacionales y entregué mis informes y recomendaciones a los estados miembros de la ONU[1], relacionados especialmente a niños, niñas y adolescentes migrantes no acompañados y separados. Por ello, siento la responsabilidad de puntualizar algunos elementos que nos deben ayudar en la situación actual que enfrenta la Región:

1.      Durante mi mandato, observé que los migrantes mantienen la tendencia de asentarse en los países de destino de forma permanente, esto debido a que los costos del cruce irregular de frontera vía traficantes ilícitos de migrantes se ve incrementado día a día. Esto ha afectado a las comunidades de origen en la medida en que la migración tiende a volverse una opción definitiva y familiar[2].

Al día de hoy julio de 2014, como parte de las múltiples causas que motivan los movimientos migratorios (económicas, abuso de poder, pobreza, desastres naturales, violencia generalizada) también observo la agudización de esta situación a causa de la mayor presencia del Crimen Organizado Transnacional CTO en los países de la región.

2.      La realidad de las personas migrantes menores de edad en los países de origen,  está marcada por abuso de poder, abusos sexuales,  hostigamiento, aprovechamiento económico, violando sus derechos fundamentales. Esto acrecienta los movimientos irregulares de niños, niñas y adolescentes.

3.      La ruptura definitiva con la comunidad de origen y la desintegración familiar originar secuelas psicológicas tales como: ansiedad, desesperación, depresión o drogadicción; impidiendo el pleno desarrollo personal del niño o la niña.

4.      En este contexto las personas menores de edad que migran en forma irregular, utilizan vías que los dejan en condición de mayor vulnerabilidad a ser víctimas de redes de trata de personas y de explotación sexual[3], laboral, o redes de venta y consumo de estupefacientes[4]; creando traumas irreversibles en el desarrollo personal de los niños, niñas y adolescentes migrantes.

5.      En el caso de los niños interceptados en frontera y privados de libertad, obliga a los países receptores acondicionar centros de recepción de menores en condiciones de hacinamiento e inadecuados para su estancia. Sin embargo, la responsabilidad de protección de los niñas, niños y adolescentes provenientes de los países del triangulo norte de Centroamérica, es también responsabilidad de los Estados de origen y de las organizaciones sociales y las iglesias para la atención, defensa y protección de estos menores.

DECLARO

1.      La situación actual debe abordarse sin confrontación y de manera constructiva, permitiendo generar soluciones sostenibles en las diferentes etapas de la crisis, en la emergencia inmediata, en el proceso de deportación y  en las fases de reintegración e integración de los niños en su reunificación familiar con la participación proactiva de instituciones estatales, sociedad civil, iglesias y sector privado.

2.      Es fundamental reflexionar en opciones para el trabajo conjunto de las instancias de los gobiernos y sociedad civil, para la protección consular en los países receptores y de origen, que coadyuve en la información y protección de estos menores; tomando en cuenta que una deportación inmediata[5] generaría una mayor re-victimización y migración circular de los menores y sus familias.

3.      La desintegración familiar y el abuso de poder (etario, género, económico y sexual) son problemas que preocupan de manera especial. En este sentido, el proceso administrativo migratorio debe considerar el contexto humano en el que se desarrollan las familias[6] y actuar siempre bajo el interés superior del niño.

4.      La desaparición de personas menores de edad es un problema grave que deben atender de inmediato los Estados de origen, tránsito y destino bajo una actuación compartida de prevención, atención y persecución del delito de trata de personas.

5.      Los Estados deben tomar medidas efectivas y urgentes para luchar contra el Crimen Organizado Transnacional (COT) y la impunidad de los victimarios, además de asegurar un desarrollo integral y un retorno sostenible en las comunidades de origen para contener y prevenir la migración irregular.

6.      Bajo los instrumentos nacionales e internacionales ratificados por los Estados y en el disfrute de su soberanía nacional a través de su potestad, deben ser respetados  los derechos fundamentales de los niños, niñas y adolescentes, garantizando así un trato justo y digno; además de favorecer la reintegración o la reunificación familiar, respetando las características propias de cada núcleo familiar, así como el derecho al debido proceso, el derecho a solicitar la condición de refugiado en los países receptores y la no devolución a los países de origen.
Finalmente, hago un llamado a la sociedad civil organizada para trabajar a través de un diálogo conjunto y proactivo con las instituciones de los Estados de la región, ejecutando su rol de auditora social para el interés superior del niño.


San José de Costa Rica, 17 de julio 2014.

Dra. Gabriela Rodríguez Pizarro

Ex Relatora Especial de Naciones Unidas para los Derechos Humanos de los Migrantes

Presidenta CIDEHUM, Costa Rica


________________________________

[1] En especial atención a los informes de Naciones Unidas, Consejo Económico y Social E/CN.4/2003/85/Add.3 y E/CN.4/2003/85/Add.2.

[2] Naciones Unidas, Consejo Económico y Social, "Visita a México", 2002,-E/CN.4/2003/85/Add.2", párr.48.

[3] Naciones Unidas, Consejo Económico y Social, "Misión a la frontera entre México y los Estados Unidos" ,2002,-E/CN.4/2003/85/Add.3-, párr.37.

[4] Naciones Unidas, Consejo Económico y Social, "Visita a México" ,2002, -E/CN.4/2003/85/Add.2", párr. 45.

[5] Naciones Unidas, Consejo Económico y Social, "Misión a la frontera entre México y los Estados Unidos", 2002,-E/CN.4/2003/85/Add.3-, párr.11.

[6] Naciones Unidas, Consejo Económico y Social, "Misión a la frontera entre México y los Estados Unidos", 2002,-E/CN.4/2003/85/Add.3-, párr.39.
Recomendación especial

Los espacios de participación ciudadana y de expresión en México se están cerrando poco a poco, se intenta reglamentar el uso del internet, el derecho a la libertad de expresión y la movilización, por mencionar solo algunos.

Estamos viviendo un retroceso en el ejercicio de los derechos humanos fundamentales, que se manifiestan en la mala atención en los servicios de salud, de educación, o en el recrudecimiento del acoso escolar.

Es por ello que en el número de junio de Brújula Ciudadana abordamos este reto desde la experiencia de ciudadanos comprometidos con la democracia efectiva.

alt

VIDEOTECA

BORDERLAND