Twitter de Migrantólogos

FOR IMMEDIATE RELEASE:

EL PASO JOINS OVER 43 U.S. CITIES TO DEMAND

AN END TO PLAN MERIDA

alt

El Paso, Texas, December 3, 2014- TODAY, Wednesday December 3, over 43 U.S. cities will participate in an unprecedented national mobilization to demand an end to the deadly “Plan Mexico,” a billion-dollar program to aid Mexico’s corrupt and notoriously violent security forces, ostensibly in their fight against the so-called War on Drugs. All are invited to attend.

 

What: NATIONAL EFFORT TO DEMAND AN END TO PLAN MERIDA

When:  WEDNESDAY, DECEMBER 3RD @3PM

Where: FEDERAL BUILDING, 700 E. SAN ANTONIO

 

BACKGROUND

In the wake of the massive human rights crisis in Mexico that was exposed by the recent disappearance of the 43 students in Ayotzinapa, Guerrero, thousands of people from across the United States will march in front of federal buildings in their respective cities and other locations to call on the Obama Administration and Congress to stop US funneling billions of tax dollars of military aid, training and coordination to Mexico’s military and police forces, which are widely known to be perpetrating massive human rights violations, including the September kidnapping of the 43 students from the Ayotzinapa teachers’ college in the state of Guerrero, Mexico. In order to put a human face on the tragedy of U.S. policy in Mexico, each of the 43 cities will raise up images and tell the story of one of the 43 students disappeared students of Ayotzinapa.

This day of action is being organized by the local Border Community Collective, La Union Pueblo Fronterizo, and a national all-volunteer campaign #USTired2, a broad and diverse network of communities connected to Mexico. #USTired2 emerged as the English-language counterpart to the #YaMeCansé campaign that has swept the country as Mexicans declare that they are tired of the state violence, human rights abuses and widespread impunity --- all aided by U.S. tax dollars.

It’s Illegal

Continuing Plan Merida is illegal under US law. The Leahy Law prohibits the State Department or Defense Department from providing military assistance to “any unit of the security forces of a foreign country if the Secretary of State has credible information that such unit has committed a gross violation of human rights.” Under Mexican President Enrique Peña Nieto, the government’s human rights abuses are the worst the region has seen in decades, according to human rights organizations. “I don't know of a single case of this magnitude in real time in all of Latin America in the last 30 years," said Jose Miguel Vivanco, the Americas Director of Human Rights Watch. "Impunity is the only explanation,” he added.

“The fact that our country is funding police and other human rights-abusing security forces through “Plan Mexico” makes the disappearance of the 43 students and the rest of the state violence in Mexico our issue here in the United States,” said Roberto Lovato, one of the founders of #USTired2. “The time has come to end ‘Plan Mexico’ because for more than 35 million people of Mexican descent living in the U.S., Mexico is not a “foreign policy” issue. Mexico is family—and for the sake of our families, we have decided to hold vigils for the dead and disappeared, vigils that will mark the beginning of the end of the failed Mexico “drug war” policies of our government.”

Facts about the US-funded Mexican Drug War

·       More than 100,000 people have been murdered and more than 25,000 have been disappeared.

·       Our US tax dollars pay for the same security forces that have killed thousands of people.

·       Mexican security forces are widely known to collaborate with narco-traffickers; hence Mexico has been dubbed a narco-government by its own people.

·       The cornerstone of “Plan Mexico” is the multi-billion dollar Plan Merida, a security aid program implemented in 2007, which President Obama has promised to continue “indefinitely.”

·       Plan Mexico, was first funded by our Congress since 2008 and it has already cost taxpayers $2.4 billion dollars

As many of us did when we proved the President wrong on his denials of executive authority on immigration, so will the powerful peace movement behind #Ustired2.For a full list of participating cities, go tohttp://ustired2.com/cities/

http://ustired2.com/http://www.ustired2.com/

Website: http://ustired2.com/

Facebook: https://www.facebook.com/pages/USTired2/767562843324746?fref=photo

Twitter: https://twitter.com/UStired2

alt

Elba Coria y Diana Martínez

Columna Invitada

Perfil Espacio de expresión, blogueo y debate.

Sobre la “intromisión” política de extranjeros en México

El artículo 33 Constitucional, cuya aplicación corresponde de manera exclusiva al Presidente de la República, nunca ha tenido una ley reglamentaria que defina sus alcances, por tal motivo el INM carece de competencia para ordenar la expulsión en términos del artículo 33 Constitucional. No obstante, esto ha provocado un autoritarismo xenófobo que ha alimentado la discriminación y el racismo contra los extranjeros.

diciembre 1, 2014Elba Coria y Diana Martínez

Las personas extranjeras que residen de manera regular o irregular en México enfrentan, igual que los mexicanos, la crisis social y de derechos humanos que vive el país y padecen por igual y a veces con mayor profundidad, la inseguridad, la inequidad, la corrupción, la falta de acceso a servicios públicos y la impunidad. Sin importar su origen nacional, se trata de estudiantes, padres y madres de familia, comerciantes o empresarios con los que compartimos algo en común: vivir en un país multicultural, diverso, lleno de contrastes y contradicciones.

Al igual que los mexicanos, es normal que las personas extranjeras que viven o transitan por México se indignen ante injusticas como la muerte por negligencias médicas, el secuestro y las desapariciones forzadas. Ellas mismas han sido víctimas de éstos y otros delitos; baste recordar las fosas de San Fernando y, de manera reciente, el caso del sacerdote católico John Senyondo, de nacionalidad ugandesa, cuyos restos fueron encontrados en una de las fosas de Iguala.

 

No obstante, sin importar qué tanto consideren a México como su hogar, aprendan a quererlo, construyan aquí un proyecto de vida o se vean afectadas por el contexto social y político en que viven, el artículo 33 Constitucional establece la prohibición a las personas extranjeras de inmiscuirse en asuntos políticos del país. ¿Pero qué se entiende por “asuntos políticos”? Mucho habría que reflexionar y debatir sobre los alcances de este concepto, pero baste decir que en el México actual inmiscuirse en ‘asuntos políticos’ incluye el usar una playera con el nombre de un desaparecido, pronunciarse en un concierto a favor de una lucha social, acudir a una protesta social como observador o expresar libremente indignación y solidaridad ante violaciones graves a derechos humanos como la desaparición forzada de 43 estudiantes.

 

Además de establecer la prohibición a los extranjeros de no inmiscuirse en asuntos políticos, el artículo 33 Constitucional contempla una sanción extraordinaria, conocida como la “expulsión de extranjeros”. Para Manuel Becerra, el modelo de expulsión de extranjeros del artículo 33 en México ‘responde a un momento histórico determinado por fuertes amenazas del exterior que sufría el joven Estado mexicano”. Es claro que el contexto nacional e internacional ha cambiado desde entonces, no así el artículo 33 que continúa casi igual que en 1917 cuando Carranza propuso fortalecer la facultad de expulsar extranjeros al grado de que ante la decisión del ejecutivo no hubiera previo juicio, ni fuera procedente recurso alguno.

El artículo 33 Constitucional, cuya aplicación corresponde de manera exclusiva al Presidente de la República, nunca ha tenido una ley reglamentaria que defina sus alcances, lo que dio lugar a su utilización para una gran variedad de situaciones. No obstante, inmiscuirse en asuntos políticos siempre ha sido la base de su aplicación. En 2011, a propósito de la reforma constitucional en derechos humanos, el legislativo escuchó el reclamo internacional de garantizar un debido proceso en el articulo 33 y como consecuencia se planteó la necesidad de expedir una ley reglamentaria que hasta el día de hoy no se ha publicado, pero el dictamen también prevé las actividades políticas como causa para su aplicación.

No obstante, los varios casos que para la opinión pública han consistido en expulsiones bajo el artículo 33 Constitucional como lo fue Antenco, la Cumbre de Guadalaja y Monterrey, y lo que se espera será el caso de Lawrence Maxwell, que se encontraba en la protesta por la aparición con vida de los 43 normalistas, en realidad reflejan que el Instituto Nacional de Migración ha sido una herramienta para regresar a sus países de origen a extranjeros incómodos, sin que esas expulsiones resulten sumamente incómodas para la política exterior mexicana.

El INM carece de competencia para ordenar la expulsión en términos del artículo 33 Constitucional y de facultades para expulsar a quienes se inmiscuyen en los asuntos políticos de México, pero se han utilizado sus facultades discrecionales para expulsar, vía Ley de Migración, a los extranjeros que ‘realizan actividades no autorizadas’ como el ‘participar en asuntos políticos’.

Esta forma de operar la principal causal del artículo 33 Constitucional sin aplicarlo ha dado lugar a una serie de expulsiones de facto por situaciones y conductas que, lejos de responder a fines legítimos y contar con mérito suficiente para siquiera argumentar, ya no digamos probar, la tildada injerencia en asuntos políticos, reflejan un autoritarismo xenófobo que ha alimentado la discriminación y el racismo contra personas extranjeras, incluso por parte de particulares que ante inconformidades personales plantean de manera pública y sin ninguna responsabilidad, que se aplique el 33 a alguna persona extranjera, so pretexto de inmiscuirse en “asuntos políticos”.

Lo anterior nos lleva a replantear no sólo la legalidad de las expulsiones que bajo esta fórmula realiza el INM, sino la propia conveniencia de mantener una figura de expulsión en la Constitucion por injerencias en asuntos políticos ante un contexto que es totalmente diferente al del siglo pasado. Hoy Lawrance Maxwell nos da nuevamente la oportunidad de reflexionar si resulta más grave para el país una intromisión extranjera en asuntos políticos a través del poder económico (mineras, empresas constructoras, etc.), que una supuesta intromisión en asuntos políticos por actos como presenciar o incluso participar en una protesta social.

 

 

* Elba Coria y Diana Martínez son integrantes de la Coalición Internacional contra la Detención (@IDCAmericas) y Sin Fronteras (@Sinfronteras_1) respectivamente.

Ir a página original

 

 

27 de noviembre 2014

 

Ante la reciente Acción Ejecutiva sobre inmigración aprobada por el Presidente de los Estados Unidos de América, Barack Obama el pasado jueves 20 de noviembre, 125 organizaciones de la sociedad civil de 8 países de la región, aliadas de la Alianza para las Migraciones en Centroamérica y México (CAMMINA),[1] comunicamos lo siguiente:

 

·      Saludamos la iniciativa del Presidente Obama como una medida temporal y parcial que permitirá la estancia de entre 4 y 5 millones de personas de las 11.2 millones que se encuentran en situación migratoria irregular en Estados Unidos,[2] hecho que sin duda beneficia la unidad familiar y generará mayores beneficios sociales, económicos y culturales a Estados Unidos.

 

·      Solicitamos al Congreso estadounidense que esta iniciativa sea un paso firme que conduzca a las reformas legislativas justas, humanistas y funcionales que transformen su actual sistema migratorio (calificado por el Presidente Obama como “roto”) en acciones que permitan la regularización de las personas que a diario viven y trabajan “en las sombras”.  Ello debería incluir también la posibilidad de reingresar a padres y madres de niños(as) que residen en Estados Unidos que hayan sido deportados,[3] a los fines de garantizar el derecho a la reunificación familiar. Los migrantes en situación irregular representan el 5.1% de la fuerza laboral de dicho país y su regularización podría beneficiar a la economía de Estados Unidos con alrededor de 832 mil millones de dólares adicionales.[4]

 

·      Instamos a asegurar que las respuestas a la migración de niñas(os) no acompañados estén basadas exclusivamente en el principio del interés superior del niño y abstenerse de cualquier medida privativa de la libertad (de niños y familias) priorizando sus derechos y no los actuales objetivos de control migratorio.

 

·      Insistimos en la necesidad de garantizar el debido proceso hacia aquellas personas que cruzan de manera irregular la frontera. El gobierno de Estados Unidos debe privilegiar las necesidades de protección internacional que pueden requerir decenas de miles de personas que buscan llegar a su territorio, así como considerar las particularidades de las poblaciones en situación de vulnerabilidad que se encuentran en el proceso migratorio (mujeres, niñas, niños y adolescentes, solicitantes de asilo, víctimas de trata y tráfico de personas, entre otros).

 

Con relación a los gobiernos de los países de origen, con especial énfasis a los del Triángulo Norte centroamericano, en conjunto con México y los Estados Unidos, expresamos lo siguiente:

·      Consideramos que la respuesta ante la realidad migratoria implica responsabilidades individuales de los países involucrados en el proceso migratorio, así como responsabilidades que deben ser compartidas entre los países de origen, tránsito y destino, a partir de un enfoque regional que privilegie la promoción, protección, defensa y garantía de los derechos humanos, en el marco de un programa integral de desarrollo humano, como herramienta imprescindible para abordar de manera adecuada, legítima, ordenada, segura y eficaz los desafíos de la migración de millones de personas entre los países de la región.

 

·      Hacemos un llamado a los poderes ejecutivos y legislativos de El Salvador, Guatemala, Honduras y México, a llevar a cabo los esfuerzos pertinentes para generar estrategias de desarrollo local y comunitario que hagan de la migración de sus ciudadanos una opción y no la única estrategia para su subsistencia.

 

·      Recomendamos a los 5 países promover políticas públicas que privilegien la búsqueda del desarrollo y la seguridad humana, por encima de un enfoque punitivo y restrictivo de los derechos humanos. Esto debe acompañarse de un replanteamiento de la política exterior y de cooperación de estos países con los Estados Unidos buscando que el desarrollo humano sea la máxima prioridad.

 

·      Invitamos a los gobiernos de los países de origen, entre los cuales también se encuentra México, a que tomen conciencia de su papel como países de retorno, y generen las condiciones adecuadas para la reintegración social y laboral -desde un enfoque de derechos- de las personas que regresan de manera forzada de Estados Unidos y México.

 

Finalmente, instamos a los gobiernos de Estados Unidos, México y Centroamérica, a impulsar procesos amplios de información sobre los beneficios y procedimientos para aplicar y hacer efectiva dicha medida. Asimismo, recordamos su responsabilidad para brindar las condiciones para el trámite y otorgamiento de los documentos pertinentespara favorecer la regularización de sus nacionales.

 

Ponemos a disposición de las y los migrantes, gobiernos y otros actores nuestra experiencia y recomendaciones detalladas para cada uno de los puntos antes mencionados.

 

FIRMANTES:

-      American Civil Liberties Union of San Diego and Imperial Counties (Estados Unidos);

-      Asamblea Popular de Familias Migrantes / Migrant Families Popular Assembly, IIPSOCULTA, Inc. (México);

-      Asociación Misioneros de San Carlos Scalabrinianos (Guatemala);

-      Asociación Pop No'j (Guatemala);

-      Casa del Migrante de Saltillo (México);

-      Casa Alianza Honduras;

-      Centro de Atención al Migrante Retornado, Hermanas Misioneras Scalabrinianas (Honduras);

-      Centro de Derechos Humanos Fray Matías de Córdova, AC (CDH Fray Matías) (México);

-      Centro de Desarrollo Humano - CDH (Honduras);

-      Centro de Estudios Legales y Sociales - CELS (Argentina);

-      Centro de Estudios y Promoción Social – CEPS (Nicaragua);

-      Centro de los Derechos del Migrante - CDM (Estados Unidos);

-      Centro Internacional para los Derechos Humanos de los Migrantes - CIDEHUM (Costa Rica);

-      CIDE-MIG (Programa Interdisciplinario en Estudios Migratorios del CIDE) (México);

-      Comité de Familiares de Migrantes Desaparecidos de El Progreso - COFAMIPRO (Honduras);

-      Comité de Familiares de Migrantes Fallecidos y Desaparecidos - COFAMIDE (El Salvador);

-      Consejería en Proyectos para Refugiados Latinoamericanos – PCS;

-      Derechos Humanos Integrales en Acción A.C (México);

-      Equipo de Estudios Comunitarios y Acción Psicosocial (Guatemala);

-      Erandi y Red Campesina de Pequeños Productores (México);

-      Fair Trade USA (Estados Unidos);

-      Federación Zacatecana A.C. (México);

-      Foro Nacional para las Migraciones - FONAMIH (Honduras);

-      Fundación para la Justicia y el Estado Democrático de Derecho (México);

-      Global Workers Justice Alliance (Estados Unidos);

-      Grupo de Monitoreo Independiente de El Salvador - GMIES (El Salvador);

-      Iniciativa Ciudadana para la Promoción de la Cultura del Diálogo, AC (México);

-      Instituto de Estudios y Divulgación sobre Migración A.C. - INEDIM (México);

-      Instituto para las Mujeres en la Migración, AC - IMUMI (México);

-      Inter-American Dialogue (Estados Unidos);

-      International Detention Coalition (México);

-      Mesa Nacional para las Migraciones en Guatemala - MENAMIG (Guatemala);

-      National Alliance of Latin American and Caribbean Communities – NALACC (Estados Unidos);

-      New Media Advocay Project (Estados Unidos);

-      Nicas Migrantes (Nicaragua);

-      Pastoral de Movilidad Humana (Guatemala);

-      Pastoral de Movilidad Humana (Honduras);

-      Programa de Defensa e Incidencia Binacional (México);

-      Sin Fronteras, IAP (México);

-      Universidad Nacional de Lanús - UnLa (Argentina);

-      Washington Office on Latin America – WOLA (Estados Unidos);

-      Dra. Leticia Calderón Chelius, Investigadora Instituto Mora y Migrantólogos (México);

-      Virginia Quintana Salazar, Docente de la Universidad Panamericana (El Salvador);

-      Red SIMN (Scalabrini International Migration Network);

-      Red de Casas YMCA para Menores Migrantes;

-      Red de Desarrollo Sostenible - Honduras (RDS-HN);

-      Red Regional de Organizaciones Civiles para las Migraciones (RROCM);

-      Red Internacional de Migración y Desarrollo (RIMD);

-      Colectivo Migraciones para las Américas (COMPA) - Agencia Familiar Binacional, AC (AFABI); Albergue de Migrantes Hermanos en el Camino; Albergue del Desierto; Albergue Manos Extendidas a los Necesitados, AC; Asamblea Popular de Familias Migrantes (APOFAM); Asociación Mexicana de Uniones de Crédito del Sector Social (AMUCSS); Association of Mexicans in North Carolina (AMEXCAN); Asociación Mexicana pro Naciones Unidas, AC; Babel Sur, Centro de Investigación Política y Alternativas Sociales, AC; Be Foundation, Derecho a la Identidad, AC; Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (BUAP), Programa Casa Refugiados, AC; Coordinación de Migración (BUAP); Boca de Polen Red de Comunicadores; Casa del Migrante en Tijuana, AC; Casa del Migrante Casa Nicolás; CEMAC, AC; Centro de Apoyo al Trabajador Migrante; Centro de Atención a la Familia Migrante Indígena (CAFAMI); Centro de Derechos Humanos de la Montaña Tlachinollan, AC; Centro de Derechos Humanos Fray Matías de Córdova, AC; Centro de Derechos Humanos y Asesoría a Pueblos Indígenas, AC (CEDHAPI); Centro de Investigaciones y Estudios Superiores en Antropología Social (Ciesas-Golfo); Centro de los Derechos del Migrante, Inc. (CDM); Centro Internacional de Derechos Humanos para Personas Migrantes (CIDEHUM); Coalición Indígena de Migrantes de Chiapas (CIMICH); Coalición Pro Defensa del Migrante; Colectivo de Apoyo para las Personas Migrantes (COAMI); Colectivo Ustedes Somos Nosotros; Colectivo Vía Clandestina; CONVIHIVE, AC; Derechos Humanos Integrales en Acción, AC; Dignidad y Justicia en el Camino, AC (FM4-Paso Libre); El Colegio de la Frontera Sur (ECOSUR-Chiapas); El Diamante de Fuego, AC; El Rincón de Malinalco; Enlace Ciudadano de Mujeres Indígenas; Es por los Niños, AC; Estancia del Migrante González y Martínez, AC (EMGM); Estudios Fronterizos – Universidad Autónoma de la Ciudad de México (UACM); Facultad de Ciencias Políticas y Sociales UNAM; Federación Zacatecana, AC (FEDZAC); Foro Migraciones (FM); Frente Indígena de Organizaciones Binacionales (FIOB); Frontera con Justicia, AC (Casa del Migrante de Saltillo); Fundación Isidro Fabela, AC; Fundación para la Justicia y el Estado Democrático de Derecho, AC (FJEDD); Fundar, Centro de Análisis e Investigación, AC; Global Workers Justice Alliance (GWJA), Grupo de Trabajo de Política Migratoria (GTPM); Grupo Interdisciplinario sobre Mujer, Trabajo y Pobreza, AC (GIMTRAP); Identidad Migrante Derechos Humanos; Immigrant Initiative; Inclusión y Equidad, AC; Iniciativa Ciudadana para la Promoción de la Cultura del Diálogo, AC; Iniciativa Frontera Norte de México; Iniciativa Kino para la Frontera Norte; Iniciativa Ciudadana y Desarrollo Social, AC (Incide Social); Instituto de Estudios y Divulgación sobre Migración, AC (INEDIM); Instituto de Investigaciones Económicas – UNAM; Instituto de Liderazgo Simone de Beauvoir (ILSB); Instituto Nacional de Salud Pública (INSP); Instituto para las Mujeres en la Migración, AC (IMUMI); Programa de Asuntos Migratorios del Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Occidente (PRAMI- ITESO); Irapuato Vive; Jornaleros Safe; Mesa Transfronteriza de Género y Migración (MTGM); Mexicanos y Americanos Todos Trabajando, AC (MATT); Migrantólogos; Nosotras Somos tu Voz; Organización Binacional Aztlán; Por la Superación de la Mujer, AC; Red Bajío en Apoyo al Migrante;  Red de Mujeres del Bajío (CEREMUBA); Red Internacional de Migración y Desarrollo (RIMD); Red Mesoamericana de Mujer, Salud y Migración (RMMSM); Red Mexicana de Esfuerzos contra la Desertificación (RIOD-Mex); Red Mexicana de Líderes y Organizaciones Migrantes (Red Mx); Red Mexicana de Organizaciones Campesinas Forestales (RED MOCAF); Red Nacional de Género y Economía (REDGE); Respuesta Alternativa; Salud Integral para la Mujer, AC (SIPAM); Ririki Intervención Social, SC; Servicio Jesuita Migrante (SJM); Sin Fronteras, IAP; Sistema Universitario Jesuita; Scalabrinianas Migrantes y Refugiados (SMR); The United Food and Commercial Workers (UFCW); Universidad Autónoma de Zacatecas (UAZ); Universidad de Guadalajara (UdeG); Programa de Asuntos Migratorios - Universidad Iberoamericana (PRAMI-UIA, Cd. México); Programa de Asuntos Migratorios - Universidad Iberoamericana, Puebla (PRAMI-UIA, Puebla); Voces Mesoamericanas Acción con Pueblos Migrantes, AC (VM-APM); y, Washington Office on Latin America (WOLA).

Contactos:

Edith Zavala

Directora de Programas – CAMMINA

Ciudad de México.

Tel. (+52) 55 5282 3075

Celular. (+521) 55 2522 7342

Correo: Esta dirección electrónica esta protegida contra spambots. Es necesario activar Javascript para visualizarla

Gretchen Kuhner

Directora Ejecutiva,

Instituto para las Mujeres en la Migración, AC. IMUMI

Ciudad de México.

Celular: +521 55 3707 5782

Correo: Esta dirección electrónica esta protegida contra spambots. Es necesario activar Javascript para visualizarla

Carol Girón

Pastoral de Movilidad Humana Ciudad Guatemala, Guatemala.

Tel. (+502) 2432 5654

Correo: Esta dirección electrónica esta protegida contra spambots. Es necesario activar Javascript para visualizarla

Oscar Chacón

Director Ejecutivo

National Alliance of Latin American and Caribbean Communities –NALACC. Chicago, Estados Unidos

Tel. (+01) 773 991 9760

Correo: Esta dirección electrónica esta protegida contra spambots. Es necesario activar Javascript para visualizarla

Rodolfo Córdova:

Coordinador,

Fundar, Centro de Análisis e Investigación, AC. Ciudad de México.

Celular: (+521) 55 3662 0864

Correo: Esta dirección electrónica esta protegida contra spambots. Es necesario activar Javascript para visualizarla

 


[1] CAMMINA es una colaboración creada en 2010 por tres organizaciones filantrópicas internacionales (Fundación Avina, Fundación Ford y las Fundaciones para una Sociedad Abierta) con el objetivo de implementar una estrategia regional enfocada en la migración de América Central, México y Estados Unidos. Busca lograr cambios sostenibles en políticas públicas que promuevan los derechos de los y las migrantes y contribuyan a la sostenibilidad económica de las comunidades de origen para que la migración pueda ser considerada una opción y no una necesidad.

[2] De acuerdo con el Pew Research Center, 11.2 millones de personas permanecen en situación migratoria irregular en Estados Unidos. Ver más en: http://www.pewresearch.org/fact-tank/2014/11/20/those-from-mexico-will-benefit-most-from-obamas-executive-action/

[3] De acuerdo con cifras dadas a conocer el 22 de septiembre del 2014 por el U.S. Immigration and Custom Enforcement, para el año fiscal 2014 se registraron 306,009 eventos de expulsión (entre removals y returns), dando un total de 2, 264,104 bajo el período de gobierno del Presidente Obama.

[4] Lynch, Robert y Oakford, Patrick, Center for American Progress, "National and State-by-State Economic Benefits", 17 de mayo de 2013, p. 2