Twitter de Migrantólogos

 

Seminario Permanente sobre Migración Internacional

Ciclo 2014

 

 

 

Décima sesión

Institución anfitriona: El Colegio de la Frontera Norte

5 de diciembre de 2014

 

 

Bryan Roberts estudió Historia en la Universidad de Oxford y es Doctor en Sociología por la Universidad de Chicago. De regreso en Inglaterra, el Dr. Roberts fue profesor en la Universidad de Manchester en donde fue nombrado Director de Sociología. En ese periodo realizó trabajo de campo en Guatemala, Perú y México. En 1986 llegó a Austin, Texas como C.B. Smith Sr. Chair #1 en Relaciones Estados Unidos-México, enfocando sus investigación en pobreza urbana y empleo en México y Latinoamérica y más recientemente, en migración, diferenciación espacial, ciudadanía y política social sobre crimen urbano.

 

Algunas de sus publicaciones son: Organizing Strangers (1973), Cities of Peasants (1978), The Making of Citizens (1995), fue coautor con Norman Long de Migrants, Peasants and Entrepreneurs (1984) y ha coeditado varias colecciones, incluyendo Rethinking Latin American Development (2005) con  Charles Wood y Ciudades latinoamericanas: un análisis comparativo en el umbral del Nuevo siglo, (2008)con Alejandro Portes y Alejandro Grimson y Urban Segregation and Governance in the Americas (2009)con Robert Wilson. Ha sido Director del Teresa Lozano Long Institute of Latin American Studies y del Mexican Center de la Universidad de Austin en Texas.

 

De regreso a casa: migración de retorno en un mundo urbanizado y con fronteras cerradas

Este trabajo presenta los cambios ocurridos en la migración de retorno entre México y Estados Unidos desde principios del siglo XX hasta la primera década del nuevo milenio. Durante dicho período, tuvo lugar una transición por medio de la cual el retorno al lugar de origen dejó de ser una práctica común y se convirtió en algo residual y muchas veces involuntario. La agricultura de subsistencia y los oficios tradicionales, aunados al trabajo temporal en los EE.UU., dejaron de proveer los recursos necesarios para la subsistencia de familias mexicanas en zonas rurales. Así, la proporción de migrantes que retornaba a México respecto de aquellos que emigraban a EE.UU cayó de manera continua hasta 2005. Sin embargo, a partir de 2010, la migración de retorno aumentó tanto en términos absolutos como en términos relativos. Al disminuir la emigración hacia EE.UU, los flujos de ingreso y retorno se equilibraron, lo cual produjo una tasa neta de inmigración nula por primera vez en más de 50 años. Los retornos involuntarios se volvieron una alta proporción de todos los retornos, planteando grandes desafíos de políticas públicas en lo que se refiere al bienestar y a la readaptación de las personas deportadas y sus familias.

Este trabajo explora el significado de tales cambios a través de conceptos como temporalidades de la familia, temporalidades industriales y económicas, y temporalidades migratorias. Tales temporalidades se enraízan en expectativas individuales, familiares y comunitarias, tanto en el lugar de origen como en el lugar de destino. Sostengo que las temporalidades que antes alimentaban la migración hacia afuera y de retorno, dejaron de favorecerla. Exploraré el estudio de estas temporalidades a través de series históricas que abarcan cuatro generaciones de migrantes a partir los años 1920. Los datos utilizados provienen de un proyecto conjunto de investigación con CIESAS del Occidente sobre migración de retorno en Jalisco, México. A manera de introducción, este trabajo repasa datos recientes sobre migración de retorno en México. Previo a la presentación de los estudios de caso, el caso mexicano es colocado en perspectiva histórica y comparado con experiencias de migración interna e internacional en otros países con procesos análogos de urbanización e industrialización.

Comunicado de Prensa

10 de julio de 2014

 

  • Mantiene una visión de seguridad nacional, que antepone la gestión y control de flujos migratorios, por encima de la seguridad humana.
  • Sigue sin haber en la política migratoria mexicana una visión de derechos humanos que fomente la no discriminación y la multiculturalidad que conlleva todo flujo migratorio.
  • Si no se va a las causas estructurales de la migración, mayor seguridad en la región no va a ser una solución a sus consecuencias

 

El pasado 07 de julio, en Catazajá, Chiapas Enrique Peña Nieto, anunció la puesta en marcha del Programa Frontera Sur, como una muestra de “buena voluntad política” frente al tema migratorio, pero pareciera hecho al vapor. Dicho Programa se centra en la administración y control de flujos migratorios en la frontera sur, desde una óptica de seguridad nacional, y no toma en cuenta los problemas estructurales por los cuales la población sale de sus países de origen; las situaciones a las que se enfrentan en su tránsito por nuestro país; las deficiencias y vicios del modelo de gestión migratoria implementado y de la autoridad a cargo de ejecutarlo; ni los obstáculos para integrarse a la sociedad de quienes deciden quedarse en México, así como de quienes son deportados desde Estados Unidos.

 

En lo anunciado se continúa poniendo en el centro del debate el tema de la seguridad nacional y no a las  personas migrantes (seguridad humana) y se difunde información parcializada, ya que, como parte de este Programa se ensalza el otorgamiento de una condición de estancia de visitante regional, hoy garantizada en la Ley de Migración, la cual existe desde 1997 con una modificación en 2008, bajo los mismos parámetros: gratuidad, permiso para estar tres días en el país, otorgada únicamente a la población guatemalteca y beliceña, de los departamentos fronterizos con Chiapas, y valida sólo en los estados de Tabasco, Campeche, Quinta Roo y Chiapas. Es decir, esta visa ni es nueva, ni permite el tránsito regular por todo el territorio mexicano; tampoco otorga un permiso para trabajar, por lo que no tendrá un impacto positivo en la población migrante de tránsito ni de destino, sino por el contrario genera falsas expectativas inclusive desde los lugares de origen.

 

Como parte del Programa Frontera Sur en el Diario Oficial de la Federación del 8 de julio se publicó la creación de la Coordinación para la Atención Integral de la Migración en la Frontera Sur y de los Centros de Atención Integral al Tránsito Fronterizo (CAITF), ante lo cual es necesario preguntar: ¿Por qué crear otras instancias dentro de la Secretaría de Gobernación?, ¿Dónde queda la reforma estructural del Instituto Nacional de Migración?, ¿Por qué crear más instancias, cuando ya existe todo un aparato gubernamental creado para este fin que ha demostrado su ineficacia?, ¿Por qué hacerlo de manera abrupta sin considerar los programas enfocados en seguridad humana, previamente trabajados?, ¿Qué política migratoria ejecutará esta instancia?, ¿A qué se refieren con atención integral?, ¿Cuál será el papel de la Unidad de Política Migratoria y del Instituto Nacional de Migración y su vínculo con dicha Coordinación y con los Consejos Ciudadano del INM y de Política Migratoria?, ¿Por qué se sustenta la creación de esta instancia en el Programa para la Seguridad Nacional, cuando el discurso oficial es la “protección de los derechos humanos”?, ¿Dónde queda el Programa Especial de Migración (PEM), publicado el 30 de abril en el diario Oficial de la Federación, y aún sin fecha para su presentación formal?, ¿Cómo estas instancias abonaran a la promoción, protección, garantía y respeto de los derechos humanos de la población migrante a la que obliga el artículo primero constitucional?. A nivel local ¿Qué papel jugarán las oficinas municipales de atención al migrante, la Secretaría para el Desarrollo de la Frontera Sur y Enlace para la Cooperación Internacional, así como otras instancias locales?, ¿quién se encargará de la provisión de servicios a la población, incluyendo los de salud?

Nada se dijo sobre las acciones que se implementarán para garantizar el derecho al debido proceso y el acceso a la justicia a la población migrante; generar alternativas a la detención, en especial de niñas, niños y adolescentes  migrantes; promover y facilitar la regulación y regularización migratoria; fortalecer a los Sistemas para el Desarrollo Integral de la Familia para atender a niñas, niños y adolescentes no acompañados y hacer frente a la crisis humanitaria de la niñez migrante en México; así como fomentar la participación ciudadana. Se ignora completamente la responsabilidad del gobierno mexicano de generar las condiciones para el goce de derechos como el de la educación, la salud, el trabajo en condiciones justas y equitativas

 

En general, parece que  este Programa Frontera Sur sólo es un anuncio más, frente a la crisis humanitaria de la niñez migrante y a procesos migratorios cada vez más complejos,  como el de familias completas que huyen de la violencia asociada a pandillas, la población LGBTTI que por violencia de género está siendo criminalizada y discriminada, entre otros, que exigen mucho más que medidas de blindaje, criminalización y persecución por parte del gobierno mexicano. Una vez más queda claro que se responde a una  presión de Estados Unidos de cerrar la frontera sur y se perpetúa e institucionaliza la visión de seguridad nacional que “justifica” el despliegue de efectivos militares a la frontera sur. Son también claras las consecuencias ante las políticas migratorias ejercidas hasta este momento que sólo han buscado controlar de manera policiaca los flujos sin atender las causas que los originan y sus altos costos humanos.

En este sentido, el Grupo de Trabajo sobre Política Migratoria (GTPM) insiste en la urgencia de reformas estructurales a los marcos normativos y de política migratoria que orienten la agenda y las acciones del país hacia la libertad, igualdad y respeto de los derechos humanos de las personas migrantes. Dichas reformas deben realizarse en las leyes, reglamentos, normas, acuerdos y lineamientos, así como en políticas públicas, que respondan a las necesidades de la población migrante en cualquiera de los procesos migratorios en los que se encuentren, en concordancia con la normatividad internacional en la materia.

 

Además de  realizar una reestructuración del INM, y  las facultades y competencias de cada autoridad respecto a las personas migrantes en el país. Donde la coordinación entre las dependencias de gobierno y la sociedad civil resulten en acuerdos, políticas públicas y acciones en beneficio de la población migrante, y no generar acciones aisladas que poco o nada beneficiarán a las y los migrantes, máxime cuando están desarticuladas de los propios programas gubernamentales emitidos en semanas anteriores, como el PEM.

 

Para mayor información:

 

Miriam González, Instituto para las Mujeres en la Migración

Tel: 52 11 41 53

@IMUMI DF

 

Paulo Martínez, Sin Fronteras

Tel: 044 55 85 64 65 58

@Sinfronteras_1

Te invitamos a la sesión de clausura del ciclo 2014 del Seminario Permanente sobre Migración Internacional el viernes 5 de diciembre a las 11:30 (horario del Centro) en la cual se presentará la conferencia:

De regreso a casa: migración de retorno en un mundo urbanizado y con fronteras cerradas” a cargo del Dr. Bryan Roberts, Universidad de Texas en Austin.

La sede anfitriona será El Colef, desde donde se transmitirá por videoconferencia. También se podrá ver por internet a través de la página: www.colef.mx/sepmig.

alt

alt

Se puedaTipo de encuentro: Jornadas de reflexión

Nombre: A 30 años de la Declaración de Cartagena. Un camino, diferentes miradas.
Convocan: CIALC a través del proyecto PAPIIT IN400614 y Programa Casa Refugiados

 

 

Martes 18 de noviembre

10 hrs. Inauguración. Dra. Margarita Vargas. Secretaria académica del CIALC

Presentes en la mesa: Licenciado José Luis Loera. Programa Casa Regiados y Dra. Eva Leticia Orduña, CIALC.

 

10:15 hrs.

Ponencia Inaugural. La mirada desde Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los refugiados

José Francisco Sieber

La mirada desde la Comision Mexicana de Ayuda al Refugiado

Cinthia Pérez

Modera: Dra. Vivette García Deister. Facultad de Ciencias.

 

12:15. Mesa 1. La mirada desde la Academia.

 

Dra. Eva Leticia Orduña. CIALC. “Contenido y alcances de la Declaración de Cartagena

Maestro. Manuel Ángel Castillo. Colegio de México. “Experiencia y lecciones aprendidas del refugio guatemalteco en México”.

Dra. Leticia Calderón. Instituto Mora. “Los límites de la hospitalidad mexicana frente al refugio y el exilio”

Dra. Vivette García Deister. Facultad de Ciencias. “Migración y genética forense”.

Modera: licenciada Patricia Gómez. UACM

 

Miércoles 19 de noviembre

 

10:00 hrs. Mesa 2. La mirada desde la Organizaciones Civiles

Casa de los amigos

Comité Monseñor Romero

Hermana José María Méndez

Consejo Noruego Para Refugiados

Amnistía Internacional

Modera: Daniel Otero. Programa Casa Refugiados

 

12:00 Mesa 3. La mirada desde las personas refugiadas

Grupo monarcas

Grupo promotores interculturales

Grupo Libroclub

Modera: Mariana Echandi. ACNUR.

 

14:00 hrs. Conclusiones

Licenciado José Luis Loera

Dra. Eva Leticia Orduña