Twitter de Migrantólogos

Login - Ingreso

Valoración de los usuarios: / 0
PobreEl mejor 

A algunos, muy pocos de ustedes, les comenté que había sido notificado que mi persona iba a ser incluida en una publicación denominada "200 mexicanos que nos heredó el mundo" . La verdad es que temía divulgarlo demasiado, en parte por la obligada modestia y también por aquello de que "hasta no ver no creer"....

 

A riesgo de que se pueda ver como un acto de autopromoción y de falta de modestia, les anexo un archivo en pdf que contiene la versión escaneada de la portada, la página legal y la correspondiente a mi semblanza incluida con todo y foto. El acto fue muy emotivo; originalmente se programó la intervención de una de las 200 personas: una antropóloga sueca que tiene muchos años de vivir y trabajar en México, quien relató su experiencia de vida, el valor que la misma ha tenido en su formación y los aportes recibidos y por ella retribuidos en su campo profesional. Fuera de programa nos pidieron a un investigador ruso de la UNAM (físico, si mal no recuerdo) y a su servidor que también habláramos. Todos coincidimos no sólo en los agradecimientos de un reconocimiento de esta naturaleza y trascendencia, sino en la importancia de que México como sociedad y sus instituciones nos hubieran brindado la oportunidad para desarrollarnos, así como para contribuir en algo según nuestras posibilidades. En todo caso, el desafío reside en saber vivir la binacionalidad con honestidad y compromiso. En mi caso, no puedo quejarme porque he tenido la maravillosa oportunidad de trabajar y luchar en México por las condiciones de mis compatriotas de origen sin obstáculos a mi labor desde diferentes trincheras; en todo momento, he sido respetado en mis ideas y mis acciones.

Es una lástima que el libro no tenga un índice con los nombres de las personas para que puedan darse una idea de los nombres en él reconocidos. Hay de todo: científicos, artistas, escritores, deportistas, etc. Reconocidos como guatemaltecos recuerdo a: Luis Cardoza y Aragón, Carlos Mérida, Carlos Illescas y Augusto Monterroso (este último nacido en Honduras, como bien sabemos); también incluyeron a Alaide Foppa, pero la pusieron en la sección de españoles porque (yo no sabía) nació en Barcelona. ¡Qué honor!, pero me aterra saber que yo soy el único vivo, aunque --según me dijeron-- somos 87 vivos en el conjunto de los 200.